Foto
15 de ene de 2021 22:22
Colapso de hospitales en Amazonia causa indignación en Brasil 
Red+ Internacional | AFP | Manaos, Brasil

El segundo pico de la pandemia provocada por el nuevo coronavirus mantiene en una situación precaria a Manaos, donde el colapso hospitalario y la falta de oxígeno para recién nacidos es el ‘pan de cada día’. 

Brasil registró este viernes fuertes caceroladas en protesta contra el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro, ante el colapso y la falta de oxígeno en los hospitales de la ciudad amazónica de Manaos, que vive una una segunda ola de la pandemia. 

"¡Fuera Bolsonaro!", gritaban enfurecidos desde sus ventanas en distintos barrios de Rio de Janeiro, São Paulo o Brasilia numerosos brasileños, que no se manifestaban de esta forma desde mediados del año pasado, cuando el país atravesaba su peor momento de la primera ola. 

  • El estado de Amazonas (norte), que en abril y mayo del año pasado presenció entierros colectivos y el colapso de su sistema de salud, vive desde hace algunas semanas un nuevo repunte que saturó los hospitales y agotó las reservas de oxígeno. 

Imágenes en las redes sociales de personas llevando tanques a los hospitales, relatos de médicos teniendo que ventilar manualmente a sus enfermos y de pacientes muriendo asfixiados escandalizaron al país; mientras el gobierno local impuso un toque de queda por diez días para intentar contener la situación. 

  • Este viernes, decenas de personas hacían fila frente a una distribuidora con la esperanza de poder recargar cilindros de oxígeno para familiares internados. 

"Es para mi abuela, el último cilindro se está terminando y esta es una recarga, no sé a qué horas voy a llegar, pero creo que lo lograré", confió el joven David Mafra, girando para acarrear el pesado tanque, casi de su altura. 

  • Los temores aumentaron luego de la identificación de la región como origen de una variante brasileña del virus que, según los científicos, puede ser más contagiosa.

El director de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan, advirtió este viernes que "de continuar así las cosas, claramente vamos a ver una ola que será peor que la ola catastrófica de abril y mayo" en la región amazónica.

Contenidos web relacionados