Foto
24 de jul de 2020 06:07
China responde a EE. UU. con el cierre de un consulado norteamericano
Red+ Internacional | AFP | Pekín, China

En un nuevo capítulo sobre la tensión entre China y EE. UU., alimentada por las disputas comerciales y las acusaciones mutuas sobre el origen de la pandemia, el país asiático decidió cerrar un consulado estadounidense. 

Tres días después de que Washington anunció el cierre del consulado chino en Houston -luego de acusar a Pekín de espionaje-, China hizo lo propio al cerrar este viernes un consulado de la potencia en Chengdu, al suroeste del país asiático. 

En el último round de una escalada sin precedentes entre las dos potencias del Pacífico, los estadounidenses deberán cerrar su representación diplomática en la gran ciudad de Chengdu, anunció el ministerio chino de Relaciones Exteriores. 

“Esta decisión constituye una respuesta legítima y necesaria a las medidas no razonables de Estados Unidos (...) algunos empleados del consulado de EE. UU. de Chengdu se han librado a actividades que van más allá de sus funciones, se han inmiscuido en los asuntos internos de China y han puesto en peligro nuestra seguridad e intereses". Wang Wenbin, portavoz Cancillería china

La decisión fue tomada luego de que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, declaró que el consulado de China en Houston era ‘un centro de espionaje’ chino dedicado al ‘robo de la propiedad intelectual’ estadounidense.

La sanción de EE. UU. llegó unas horas después de anunciar la inculpación de dos ciudadanos chinos acusados de piratería informática, para buscar especialmente investigaciones estadounidenses sobre la vacuna contra la COVID-19.

¿72 horas?

El ministerio chino no especifica cuándo cerrará la representación diplomática. En el caso de Houston, el presidente Donald Trump dio 72 horas a los diplomáticos chinos para desalojar.

"La situación actual de las relaciones no corresponde con los deseos de China, y EE. UU. (...) debemos crear las condiciones necesarias para que las relaciones bilaterales vuelvan a la normalidad". Gobierno chino 

El Gobierno norteamericano además acusó a Pekín de violación de los derechos humanos contra la etnia musulmana uigur en Xinjiang, una vasta región del noroeste de China.

Contenidos web relacionados