Foto
23 de ene de 2023 07:19
Cerca de 5.000 millones de personas en peligro por grasas trans, alertó la OMS
Red+ Internacional | AFP | Ginebra, Suiza

Los ácidos grasos trans industriales están presentes en las grasas vegetales solidificadas, como la margarina o la mantequilla clarificada, y suelen encontrarse en los tentempiés, los alimentos cocidos al horno y las frituras. 

El objetivo de acabar con las grasas trans industriales está lejos de alcanzarse y 5.000 millones de consumidores en todo el mundo siguen expuestos a estas sustancias tóxicas, advirtió este lunes la OMS, que destacó un plan de México para eliminar de la alimentación estos químicos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se fijó como objetivo en 2018 eliminar estos ácidos grasos trans de la alimentación mundial para 2023. 

En un informe publicado este lunes, la organización reconoció, sin embargo que este objetivo es "inalcanzable" actualmente. 

"No tienen ningún beneficio conocido, presentan muchos riesgos para la salud y generan costos gigantescos para los sistemas de salud", afirmó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en un comunicado.

El jefe de la OMS hizo un llamado a deshacerse "de una vez" de estos "productos químicos tóxicos que matan". 

Actualmente, solamente 43 % de la población mundial se beneficia de una forma de protección contra estos productos, que la OMS estima que son la causa de enfermedades cardiovasculares que provocan cada año 500.000 muertes. 

De los 60 países que anunciaron algún plan para eliminar los ácidos grasos trans industriales, solamente 43 adoptaron las mejores prácticas: un límite obligatorio para que estas sustancias no representen más de 2 % de los aceites y grasas en el conjunto de un producto alimentario, o una prohibición de los aceites parcialmente hidrogenados. 


Foto: Reuters.

Los ácidos grasos trans industriales están presentes en las grasas vegetales solidificadas, como la margarina o la mantequilla clarificada, y suelen encontrarse en los tentempiés, los alimentos cocidos al horno y las frituras. 

Los fabricantes los utilizan porque otorgan una conservación más larga y son más baratos.

La OMS destacó los planes de México, Nigeria y Sri Lanka para combatir el uso de estas sustancias en la producción alimentaria. 

México (un país donde el problema es generalizado) "está a punto de actuar, así que esperamos realmente ver que México y Nigeria avanzan un paso en el futuro próximo", celebró por su parte Frieden.

"Las grasas trans no se ven en la alimentación. Uno puede no saber que están ahí. Si uno tiene una crisis cardíaca y muere, no sabría cuál es la causa", advirtió, y señaló que es "optimista" en cuanto a que el mundo logre "dejar atrás las grasas trans". 

Contenidos web relacionados