Foto
18 de nov de 2020 07:07
Catástrofes climáticas han aumentado 35 % en las últimas tres décadas, dice la Cruz Roja
Red+ Internacional | Anadolu | Ginebra, Suiza

Según la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FCR), los esfuerzos mundiales para abordar la emergencia climática no protegen a los más vulnerables. 

Con un aumento del 35 % en el promedio de desastres climáticos ocurridos desde 1990 y un harén de acciones globales que no protegen a las poblaciones más vulnerables, la Cruz Roja Internacional advirtió que en la última década, el 83 % de los desastres registrados fueron causados por fenómenos meteorológicos extremos relacionados con el clima. 

"Durante la última década, el 83% de todos los desastres fueron causados por fenómenos meteorológicos extremos y relacionados con el clima, como inundaciones, tormentas y olas de calor", dijo la investigación.  

Según el ‘Informe mundial sobre Desastres 2020: calor o marea alta’, los países más afectados por catástrofes relacionadas con el medio ambiente reciben solo una fracción de la financiación disponible para la adaptación de la emergencia climático. 

Emergencia que han ocasionado más de 410.000 víctimas mortales y afectado 1.700 millones de personas; además de provocar un aumento en el número promedio de desastres climáticos del 35 % desde 1990. Situación que empeora día tras día. 

"El cambio climático no es en el futuro. Por supuesto, las cosas pueden empeorar, pero esto ya sucedió y podemos verlo en las estadísticas; lo estamos experimentando casi a diario (...) Nuestra primera responsabilidad es proteger a las comunidades que están más expuestas y vulnerables a los riesgos climáticos". Jagan Chapagain, secretario general de la Federación Internacional  

El informe además revela que aunque la cooperación internacional funciona, aún no es suficiente. Situación que podría cambiar si los paquetes de estímulo masivo que se están desarrollando en todo el mundo en respuesta a la pandemia de COVID-19 son utilizados como una oportunidad para abordar y reducir la vulnerabilidad climática. 

  • "El trabajo de adaptación climática no puede quedar en segundo plano mientras el mundo está preocupado por la pandemia: las dos crisis deben abordarse juntas", concluyó Chapagain. 

Contenidos web relacionados