Foto
26 de ene de 2021 05:42
Carlos Holmes Trujillo García: de Cartago a una carrera política de más de cuatro décadas
Red+ Noticias | Bogotá

Luego de 12 días internado en el Hospital Militar, en Bogotá, el ministro de Defensa perdió la vida en medio de la batalla contra el COVID-19, pasando a integrar la angustiosa lista de más de 50.000 habitantes de Colombia que han dicho adiós a causa de la enfermedad viral.

En el Hospital Sagrado Corazón de Jesús de Cartago, Valle del Cauca, nació Carlos Holmes Trujillo García. Era el 23 de septiembre de 1951. Su adiós quedó marcado en el calendario 69 años después, pero no fue en su tierra natal sino en Bogotá, en el Hospital Militar, donde permanecía internado desde el pasado 14 de enero por una neumonía viral que le produjo el SARS-CoV-2.

"Con profundo dolor recibo el fallecimiento de mi hermano. Luchó por sus convicciones y murió defendiéndolas", así comunicó su hermano, José Renán Trujillo, la partida de un ministro de Defensa cuya extensa carrera diplomática tuvo origen en 1976 y permanecía activa hasta el sol de hoy.
  • Trujillo García ahora hace parte de los más de 50.000 habitantes de Colombia que han perdido la vida a raíz del COVID-19, una enfermedad que desde diciembre de 2019 ha mantenido al mundo en vilo y que, pese a los veloces avances de la ciencia, sigue dejando sillas vacías en las reuniones de miles de familias.

Graduado de bachiller en el Colegio Franciscano de Pío XII de Cali, cursó su pregrado de derecho en la Universidad del Cauca, especializándose en derecho penal y criminología. La embajada colombiana en Tokio, Japón, fue su primera casa diplomática y su primer paso en la política. Allí, en 1976, fue cónsul y encargado de negocios en los gobiernos de Alfonso López Michelsen y Julio César Turbay, culminando su periplo en 1982.

Un año después regreso a Cali, donde el entonces alcalde Julio Riascos lo hizo el secretario de Hacienda de su administración. En 1988, Carlos Holmes no quería pertenecer a un gabinete distrital, quería tener el cargo más alto de la ciudad, por eso optó por presentar su candidatura en las primeras elecciones con voto popular en la capital vallecaucana, y las ganó. Fue alcalde de Cali hasta 1990.

  • El Partido Liberal lo acogió. Con el partido de la bandera roja y la letra L blanca llegó a ser miembro de la Dirección Nacional e, inclusive, codirector. Su máximo representante, César Gaviria, presidente de la República entre 1990 y 1994, nombró a Trujillo García ministro de Educación, su primer ministerio de varios que vendrían posteriormente.

Llegó el gobierno de Ernesto Samper Pizano y a Carlos Holmes también lo tuvieron en cuenta: lo designaron alto consejero para la Paz, cargo que ocupó entre 1994 y 1995 y en el que defendió humanización del conflicto armado mediante el Protocolo II, en adición a los Convenios de Ginebra.

En la misma administración de Samper Pizano pasó a ser ministro del Interior el 28 de mayo de 1997, con la misión de defender el proyecto de ley para revivir la extradición en Colombia. Un año después salió del cargo y el que llegaba a la Presidencia era Andrés Pastrana Arango.

  • Bajo ese Gobierno nacional entre 1998 y 2002, logró estar en la embajada representante de Colombia ante los organismos de la ONU en Viena, y en la embajada de Austria entre 1998 y 1999.

Embajador no residente ante Noruega, Finlandia, Islandia y Dinamarca, y jefe de la Misión de Colombia ante la Unión Europea en las administraciones del expresidente Álvaro Uribe Vélez, fue hasta 2013 que Carlos Holmes Trujillo García puso en marcha su sueño de ser jefe de Estado con una precandidatura por el Centro Democrático. Su verdugo terminó siendo Óscar Iván Zuluaga, quien le ofreció ser su fórmula vicepresidencial. Era 2014 y ganaron la primera vuelta de la elección presidencial, pero no fue así en la segunda. Esta vez, su verdugo sería Juan Manuel Santos.

En 2017 lo intentó nuevamente por el mismo partido, pero fue superado por Iván Duque Márquez, vencedor de los comicios de 2018 y quien no olvidó al político vallecaucano. Lo hizo su primer canciller y, tras la renuncia de Guillermo Botero en noviembre de 2019, lo nombró ministro de Defensa, última de sus funciones en una carrera de más de 40 años.

"Enfrentando a un enemigo invisible", así perdió la vida Carlos Holmes Trujillo García, en palabras del presidente Duque. Un enemigo invisible que ha borrado el rastro de más de dos millones de personas en el mundo y parece no parar.

Contenidos web relacionados