“Atentado contra el presidente y la Brigada 30 fue planeado desde Venezuela”: ministro de Defensa
Red+ Noticias | Bogotá
22 de jul de 2021 07:34

Por su presunta responsabilidad en los atentados contra el helicóptero presidencial en el que estaba Iván Duque y la unidad militar de Cúcuta, las autoridades capturaron a 10 integrantes del Frente 33 de disidencias de las Farc.

Como resultado de las investigaciones adelantadas para esclarecer la responsabilidad en el atentado en contra del presidente Iván Duque y la explosión del carro bomba en la Brigada 30 del Ejército en Cúcuta, el ministro de Defensa, Diego Molano Aponte, afirmó que estos ataques fueron planeados desde Venezuela. 

Motivo por el cual, llamó a la comunidad internacional a volcar su mirada sobre el régimen madurista por mantener en su territorio a grupos criminales que pretenden atentar contra la institucionalidad de Colombia. 

“Es claro que este atentado contra el presidente y la Brigada 30 fue planeado desde Venezuela. Por lo tanto, es necesario hacer una reflexión a la comunidad internacional de como el régimen de Maduro sigue albergando terroristas desde donde se planean ataques a la institucionalidad colombiana”: Diego Molano Aponte, ministro de Defensa. 

Molano precisó que la traición y el ‘comportamiento criminal’ del militar que aportó información a la disidencia -liderada por alias John Mechas- para cometer los atentados no puede empañar el heroísmo y la lealtad de la fuerza pública. 

Por su parte, el fiscal general Francisco Barbosa anunció la captura de diez integrantes del Frente 33 de las disidencias de las Farc, entre los que destacan: 

  • Andrés Fernando Medina Rodríguez, alias el Capi. 
  • Alias Ascanio, uno de los tiradores contra el helicóptero presidencial. 
  • Alias Miguel o el Flaco, encargado de ocultar los fusiles. 
“A estas personas un fiscal de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales les imputó los delitos de: terrorismo agravado, homicidio agravado en grado de tentativa, concierto para delinquir agravado, daño en bien ajeno agravado y fabricación, tráfico y porte de armas”: fiscal Francisco Barbosa.

En el procedimiento -adelantado en Tibú, Norte de Santander-, las autoridades decomisaron: dos armas de fuego, 24 cartuchos, $185 millones, 14 celulares, tres memorias USB, dos discos duros de almacenamiento y cinco computadores, entre otros objetos.  

El general Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional, reiteró la versión del ministro de Defensa al declarar que las órdenes para poner en marcha los atentados fueron dadas desde campamentos en Venezuela.

“Desde campamentos en Venezuela se dio y se coordinó toda la actividad de transporte del material explosivo, los dineros y la realización de la información criminal para la colocación exacta del carro bomba dentro de las instalaciones de la Brigada”: general Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional. 

La decena de disidentes capturados por los atentados permanecen con medida de aseguramiento.

Contenidos web relacionados