Iván Velásquez Gómez, ministro de Defensa - Foto Reuters.
31 de ago de 2022 14:40
Campesinos desafían ultimátum del gobierno colombiano para desalojar predios invadidos
Red+ Noticias | AFP | Corinto, Cauca

Alrededor de 1.000 familias ocupan desde hace un año dos haciendas de caña del municipio de Corinto.

Los indígenas y campesinos que tomaron haciendas privadas en el suroeste de Colombia desafiaron el ultimátum para que desocupen los predios, en el que sería el primer conflicto social bajo el gobierno de izquierda de Gustavo Petro.

"Como campesinos sin tierra vamos a seguir (en las haciendas). Si toca pelear contra el mismo gobierno que nosotros subimos, nos toca", advirtió uno de sus líderes que habló con la AFP bajo reserva por temor a "una persecución judicial".

Alrededor de 1.000 familias ocupan desde hace un año dos haciendas de caña del municipio de Corinto, en el departamento del Cauca.

Ante la expectativa que generó la reforma planteada por Petro para redistribuir la propiedad rural, han terminado multiplicándose las invasiones de tierras, según asociaciones de ganaderos y de azucareros.

El gobierno nacional rechazó esas acciones. El ministro de Defensa, Iván Velásquez, recordó que la Policía Nacional está autorizada para recuperar los predios "dentro de las 48 horas siguientes a la ocupación".

Los campesinos interpretaron sus palabras como un ultimátum, lo que disparó la tensión en Corinto.



"El comunicado que sacó el presidente es algo muy preocupante para el proceso que nosotros estamos llevando", manifestó el dirigente de las comunidades, argumentando que el desalojo implicaría "alguna arremetida, algún atropello de la fuerza pública".

Los ocupantes viven en las maltrechas construcciones de las haciendas, que ya no tienen ventanas ni puertas. Otros levantaron campamentos en los terrenos invadidos.

Cada tanto enfrentan a la Policía con caucheras y piedras. Desde la llegada de Petro al poder, el pasado 7 de agosto, los choques habían cesado, pero con el llamado de atención del gobierno podrían reactivarse.

"Ese tipo de amenazas y acciones jurídicas del gobierno no son nuevos y aquí seguimos", sostuvo otro líder de otras familias que también ocupan fincas en Corinto.

Contenidos web relacionados