Alianza entre un exmilitar y disidencias de las Farc, pieza clave para atentados en N. de Santander
Red+ Noticias | Cúcuta
21 de jul de 2021 19:31

Red+ Noticias revela nuevos detalles de la investigación sobre los atentados en contra de la Brigada 30 del Ejército Nacional y del presidente Iván Duque, ambos perpetrados durante el mes de junio en Cúcuta.

Red+ Noticias estableció que en los atentados contra la Brigada 30 del Ejército Nacional y el presidente Iván Duque en Norte de Santander no estaría implicado el Eln, en tanto las autoridades confirmaron que los ataques terroristas fueron ejecutados por un exmilitar y el segundo cabecilla del Frente 33 de las disidencias de las Farc.

En múltiples operativos conjuntos, la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación capturaron a 10 personas. Entre los detenidos llaman la atención un excapitán del Ejército y un exfuncionario de la Unidad Nacional de Protección (UNP).

Una de las hipótesis que manejan las autoridades es que los presuntos terroristas contaban con que el jefe de Estado tendría que visitar Cúcuta como consecuencia del atentado, perpetrado el 15 de junio, en contra de las instalaciones de la Trigésima Brigada.

El exoficial fue un destacado piloto de helicópteros Black Hawk, el mismo tipo de aeronave en la que estaba desplazándose el mandatario de los colombianos, el viernes 25 de junio, cuando ocurrió el atentado en contra de él y de su comitiva en territorio nortesantandereano.

En sus teléfonos celulares, las autoridades encontraron conversaciones y minuciosos detalles de los atentados, información que fue contrastada con los videos y testimonios de personas que estuvieron cerca de los hechos terroristas. El exuniformado sería, según la investigación, la persona que ingresó la camioneta tipo Toyota Fortuner a la sede militar de Cúcuta.

La Fiscalía rastreó la procedencia del vehículo y así confirmó que, apenas unos días atrás, el papá del excapitán, actualmente capturado, lo había comprado y posteriormente entregado al Frente 33 de las disidencias de las Farc para cargarlo con explosivos.

Una vez ejecutado el atentado a la brigada, entraría en marcha la segunda parte del plan: atentar en contra del presidente de la República. El ente acusador encontró, en los teléfonos del militar retirado, información técnica de la trayectoria y aproximación del helicóptero presidencial. Los detalles de qué tipo de armamento y en qué momento disparar estaban especificados.

Por su trayectoria como piloto, sabía que el helicóptero tenía que descender al aproximarse a la pista, pero además, por las condiciones del aeropuerto, disminuir considerablemente la velocidad de aproximación.

De los 10 capturados, cinco están directamente relacionados con el atentado al presidente y otros tres con el ataque a la Brigada 30, razón por la cual fueron imputados, entre otros delitos, por terrorismo, tentativa de homicidio, porte de armas de uso privativo de las fuerzas militares, daño en bien ajeno y concierto para delinquir.

Contenidos web relacionados