Foto
29 de abr de 2021 09:30
“Gestión Humana se convirtió en el área más estratégica para las empresas”: ACRIP
Red+ Noticias | Bogotá

La nueva realidad del entorno laboral a raíz de la pandemia ha llevado a que se haga un replanteamiento sobre los espacios y los medios de trabajo, rompiendo algunos paradigmas sobre sus limitaciones, y aportando visiones renovadas del valor aportado por los centros físicos de trabajo.

La covid-19 no solo ha impactado en la salud del mundo entero, también lo ha hecho de manera importante sobre el Producto Interno Bruto (PIB) de los países y en las pérdidas tanto de capital humano como de recursos de muchas empresas. 

  • La economía en Colombia tuvo un récord histórico del -6,8 % total 2020 (vs -4,5% en 1999). El descenso en el Índice de Consumo 2020 también tuvo un récord histórico: -5.8% (vs -3,2 % en 1999).

En el ámbito organizacional, 10 % de las microempresas en Colombia se declararon en quiebra por la pandemia (Estudio Corporación Interactuar) así mismo, 65,7 % de esas compañías se quedaron sin efectivo para financiar su operación y 53 % presentó una disminución en sus ventas superior a 50 %.

Las empresas han tenido que reducir sus costos esenciales, tienen una presión inesperada en su capital de trabajo, obligando a que los equipos de Gestión Humana se sobrecarguen en sus labores atendiendo la demanda de los colaboradores, además de afrontar grandes dudas y retos sobre cómo manejar la crisis.

Según la Asociación de Gestión Humana ACRIP Bogotá y Cundinamarca, frente a los retos principales para las áreas de Gestión Humana se podrían resumir en los siguientes:

  • Adopción en tiempos muy cortos de nuevas formas de trabajo (trabajo remoto o en casa)
  • Experiencia del empleado: Motivación y fortalecimiento del compromiso de la fuerza de trabajo remoto.
  • Protección del empleo y de la viabilidad financiera de las organizaciones.
  • Implementación de protocolos de bioseguridad y retorno seguro al trabajo.
  • Articulación con las ARL para adoptar nuevas medidas necesarias y específicas dentro del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo para el manejo de la pandemia.
  • Acompañamiento a los colaboradores desde lo emocional para evitar riesgos psicosociales.
  • Implementación de nuevos lineamientos desde la perspectiva jurídico laboral para el manejo de la epidemia.
“Hemos tenido que actuar de manera rápida y efectiva para responder a los retos y continuar ofreciendo una oferta de valor ajustada a las necesidades de nuestros afiliados, y acompañar a las áreas de Gestión Humana para navegar en esta nueva realidad”, afirma Mario Plata, director Ejecutivo de ACRIP Bogotá y Cundinamarca

La pandemia llevó a las organizaciones a explorar y actuar con urgencia para adaptarse a un contexto o una ruta no trazada, que les implicó:

  • Acelerar sus procesos de transformación digital para ser competitivos en el mercado. Tendencias y procesos que quizás en otro momento hubieran tomado años, pero que por la coyuntura tuvieron que tomarse a toda velocidad o correr el riesgo a desaparecer.
  • Resaltar la importancia y la esencia de lo humano en las organizaciones, siendo la tecnología una herramienta, más el talento humano la palanca del cambio y adopción de estas nuevas tecnologías.
  • Humanizar la vida y el trabajo, una oportunidad de redescubrirnos como sociedad.
  • Actuar con mayor nivel de creatividad e innovación para actuar e identificar nuevos servicios y líneas de acción, apalancando la estrategia en la tecnología.

En este contexto, las áreas de gestión de talento se han convertido en una parte fundamental de la respuesta de las compañías a la pandemia. Han jugado un rol clave en la adopción acelerada de nuevas tecnologías y metodologías ágiles para generar conexiones entre los colaboradores y las organizaciones.

  • También, en garantizar la seguridad y el bienestar del capital humano, adoptando nuevas medidas dentro del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo para el manejo de la pandemia, cooperando con los distintos departamentos para asegurar la protección de todos los colaboradores e implementando nuevas formas de trabajo y protocolos de bioseguridad para el retorno seguro al trabajo.

Así mismo, acompañando a los colaboradores desde lo emocional para evitar riesgos psicosociales y estableciendo mecanismos de comunicación a todos los niveles, para captar rápidamente las necesidades de los equipos y apoyarlos en la adaptación a la nueva realidad. 

Para ello, también ha sido muy importante para los departamentos de Gestión Humana, mantenerse actualizados sobre los nuevos lineamientos jurídicos laborales del manejo de la epidemia para su implementación, y actualizados frente a las mejores prácticas para ver cómo han reaccionado otras empresas, viendo en ACRIP el apoyo para atender dichos requerimientos. 

  • El trabajo híbrido aparece como la nueva realidad laboral, ya que compagina e integra el espacio físico y el virtual, y permite una mayor flexibilidad laboral ya que rompe la idea sobre dónde y cómo se realiza el trabajo de manera más eficiente. El diseño híbrido permite que los colaboradores puedan elegir lo que más se adapte a su estilo de trabajo y esto a su vez mejorará su motivación para trabajar.
“En cuanto a las empresas, tendrán la facilidad de optimizar sus costos, al reducir los grandes presupuestos de alquiler y servicios que se realizaban cuando todos iban a la oficina, así mismo, podrán ser más ágiles y adaptarse rápidamente a situaciones inesperadas” concluye Plata. 

Contenidos web relacionados