490X320 La Guardia Nacional de EE. UU. en el Capitolio. Foto Andrew Caballero-Reynolds - AFP
19 de ene de 2021 17:11
Acusan de conspiración a militante de extrema derecha por asalto al Capitolio de EE. UU.
Red+ Noticias | AFP | Washington, Estados Unidos

Un activista de extrema derecha fue arrestado este martes e inculpado por conspiración después del violento asalto al Capitolio de EE. UU. el 6 de enero en Washington, anunció la justicia estadounidense.

Thomas Caldwell, con unos sesenta años de edad y residente en el norte del estado de Virginia, es acusado de haber organizado un pequeño grupo asociado con el movimiento Oath Keepers, que reúne a una miríada de grupos violentos antigubernamentales de todo el país, para ingresar "voluntariamente" en el edificio del Congreso.

  • La violencia del 6 de enero fue caótica, desorganizada y típica de un motín espontáneo. 

Pero los videos, fotos y comunicaciones analizados desde que ocurrió el acto de violencia llevado a cabo por partidarios de Donald Trump sugieren un inquietante nivel de preparación y organización, característico de los grupos milicianos que habitualmente se entrenan con armas y en tácticas de guerra de guerrillas.

Según la investigación de la policía federal, Caldwell, quien parece tener "un papel de liderazgo en los Oath Keepers", "planeó y coordinó" su acción al designar un hotel en el área de Washington para sus presuntos cómplices.
  • "Es una buena ubicación y nos permitiría cazar de noche si quisiéramos", explicó en un mensaje en Facebook publicado el 1 de enero. 

Entre sus cómplices, el FBI cita a una mujer, Jessica Watkins, y a un hombre, Donovan Crowl, que fueron arrestados el lunes en Ohio y están acusados de irrumpir en un edificio restringido.

Jessica Watkins, exmilitar con 38 años de edad y miembro de una milicia de Ohio, publicó mensajes y fotos el 6 de enero que la mostraban, con equipo antidisturbios, cerca del Capitolio. 

"Yo, antes de forzar la entrada al Capitolio", explica en su cuenta de Parler. "Sí, asaltamos el Capitolio", agrega más tarde en su cuenta, afirmando haber "creado hechos históricos".

Dijo que fue a Washington para "garantizar la seguridad de un VIP" que no identificó, y aseguró que sus intenciones eran "pacíficas".

Cerca de 90 personas han sido imputadas, incluidas unas cinco por "conspiración", tras el asalto al Congreso que provocó cinco muertes.

Contenidos web relacionados