Migrantes en Urabá antioqueño. Foto Raúl Arboleda - AFP.
5 de ago de 2021 14:56
A diario detectan 700 casos de migración irregular en Colombia
Red+ Noticias | Bogotá

Durante la VI sesión de la Comisión Intersectorial de Lucha contra el Tráfico de Migrantes, con el fin de atender la emergencia ocasionada por el alto flujo migratorio en esta región del Urabá antioqueño, la vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, aseguró que el Gobierno tiene entre sus prioridades la protección de la población que llega al país.

Este jueves llevaron a cabo la VI sesión de la Comisión Intersectorial de Lucha contra el Tráfico de Migrantes, que tuvo como centro de debate la crisis en el Urabá antioqueño por el represamiento de migrantes procedentes de Cuba, Haití y algunos países africanos.

Una de las asistentes fue la vicepresidenta Marta Lucia Ramírez. La funcionaria manifestó la 'preocupación del Gobierno' por este fenómeno.

“En promedio, hay 700 casos de migración irregular que están impactando a diario regiones estratégicas en nuestras fronteras. No es solamente la migración venezolana, sino ciudadanos procedentes de Cuba, Haití y algunos países africanos. Esta es la migración que ha ido llegando a Necoclí”, explicó la vicepresidenta.
  • Aseguró, además, que tiene entre sus prioridades multilaterales la protección de la población que llega a Colombia, huyendo de la crisis social, política o económica en sus países de origen.
“Nosotros tenemos acá una gran responsabilidad por evitar que las personas migrantes en Colombia sean objeto de cualquier tipo de abuso y se vuelvan el objetivo de las redes del crimen organizado para el tráfico de personas”, agregó Ramírez.  

Este viernes habrá una reunión entre la vicepresidenta y su homóloga panameña, Erika Mouynes, con el fin de buscar una respuesta al paso de los migrantes y “establecer controles que nos permitan asegurarnos que estas personas, que huyen en busca de una vida mejor, no sean objeto de esas redes y ese tráfico infame de personas”.

En Necoclí, Antioquia, más de 10.000 migrantes permanecen en el municipio antioqueño debido a la poca capacidad que hay de transportarlos hacía Panamá.

Contenidos web relacionados