¡Tensión en la frontera! Mientras régimen de Maduro dice combatir ilegales, HRW lo acusa de torturar civiles
Red+ Noticias | Colombia
26 de abr de 2021 13:54

En medio de la tensión que hay en la frontera colombovenezolana por combates en la zona, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana aseguró que destruyeron instalaciones que pretendían ser usadas en actividades delictivas por grupos armados ilegales colombianos y dieron de baja a varios criminales, mientras que Human Rights Watch cuestiona esas acciones y acusa al régimen venezolano de torturar a civiles que viven en esta región.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana informó que en las últimas 72 horas combaten con grupos irregulares armados colombianos, específicamente en sectores despoblados al oeste de La Victoria, municipio Páez del estado Apure, todo como parte de la operación Escudo Bolivariano 2021 que inició el pasado 21 de marzo.

"Se ha logrado la destrucción de instalaciones temporales que pretendían usar para actividades delictivas; de igual modo fueron capturados varios sujetos (...) Fallecieron algunos de sus efectivos cuyos cuerpos están siendo identificados mediante la necropsia correspondiente; así mismo, otros resultaron heridos y reciben la debida atención médica en la red sanitaria militar y pública", dice la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en un comunicado.

Durante las últimas semanas han reportado fuertes combates en territorio venezolano, limítrofe con Arauca, Colombia, lo que ha provocado la migración de alrededor de 6.000 venezolanos por causa de la violencia. Hay una gran tensión en la frontera, allí las autoridades araucanas no dan abasto para atender la necesidad de los foráneos.

  • Mientras esto sucede, aumentan las denuncias en el ámbito internacional. El Observatorio de Derechos Humanos, Human Rights Watch (HRW), acusó al gobierno de Nicolás Maduro y a las fuerzas militares de su país, de perpetrar ejecuciones extrajudiciales e incluso actos de tortura contra la población civil en la frontera con Colombia.

En su informe más reciente, HRW señaló que "agentes de las fuerzas de seguridad venezolanas han cometido abusos aberrantes contra la población local durante un operativo de varias semanas contra grupos armados en la frontera con Colombia".

"Las atrocidades cometidas contra residentes de Apure, no son incidentes aislados por agentes insubordinados, sino que son consistentes con los abusos sistemáticos de las fuerzas de seguridad de Maduro", aseguró el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco.

Vivanco también resaltó la importancia de que estas denuncias sean investigadas por organismos internacionales y que los responsables sean procesados por estos delitos: 

“Las investigaciones internacionales de estos crímenes son fundamentales, ante el volumen creciente de evidencias que implican a los agentes que han cometido abusos, así como a los comandantes y altos funcionarios que sabían o deberían haber sabido lo que ocurría durante estos operativos”.

Contenidos web relacionados