¿Qué ha pasado entre Cuba y EE. UU. siete años después del ‘deshielo’?
Red+ Noticias | Bogotá D.C.
9 de feb de 2021 20:01

El expresidente Barack Obama había sacado a Cuba de la llamada 'lista negra' de Estados Unidos conformada por países patrocinadores del terrorismo. Han pasado siete años del denominado 'deshielo en la relación bilateral entre EE. UU. y el gobierno dictatorial de la isla caribeña.

Durante este tiempo, EE. UU. pasó de la administración demócrata de Obama al gobierno rebublicano de Donald Trump. Este tránsito llevó a que múltiples iniciativas que marcaron el acercamiento fueran revertidas.

  • La historia dirá que el 17 de diciembre de 2014 marcó la distensión de la prolongada enemistad entre Estados Unidos y Cuba.

Barack Obama, presidente en ejercicio para ese entonces, levantó restricciones de viaje para que estadounidenses fueran a Cuba, de manera independiente y no con grupos organizados.

Poco antes de ser anunciados los detalles de la normalización de relaciones diplomáticas, Obama también permitió visitas familiares ilimitadas y autorizó a líneas de cruceros ir a Cuba, además de un acuerdo para restaurar vuelos comerciales y el primer servicio de ferrys entre Estados Unidos y la isla.

Otras medidas diplomáticas:

  • Libertad para tres cubanos encarcelados en EE. UU.
  • Cuba liberó al estadounidense Alan Gross

Obama se reunió con Raúl Castro (homólogo de la época para Obama) en Panamá y marcó el inicio de intercambios de alto nivel entre funcionarios de ambos países:

  • Reabrió la embajada de EE. UU en La Habana
  • Cuba reabrió su embajada en Washington DC
  • Cuba salió de la lista de países patrocinadores del terrorismo
  • El presidente le pidió al Congreso levantar el embargo comercial sobre Cuba
En materia económica, Obama permitió a los cubanos abrir cuentas bancarias en Estados Unidos y usarlas para envío de remesas a la isla; además, amplió la cantidad de dinero que podían girar a Cuba (de US$ 500 a US$ 2.000).

Pero la llegada de Donald Trump representó un giro radical en lo pactado. Una serie de medidas inspiradas en la asfixia económica reactivaron la presión sobre la isla.

Hubo entonces, cancelación de permisos de vuelos, cierres de cruceros, estímulos para que cubanoamericanos reclamaran judicialmente a empresas extranjeras, prohibición del envío de remesas y el retorno de Cuba a las ‘listas negras’; una justificación para hacerlo radica en el mantenimiento de los jefes del Ejército de Liberación Nacional en La Habana.

  • Los miembros del ELN aguardan la posibilidad de un acercamiento con el gobierno colombiano para hablar de paz, pero una carta de advertencia de la legación diplomática de la isla en Colombia, en la cual hablan de un supuesto plan de acción terrorista en Bogotá, removió las aguas sobre el papel de Cuba frente al terrorismo:

Primero, Cuba fue señalado de patrocinador del terrorismo; después, lució 'un lavado de cara', gracias a la gestión de Obama, pero Trump volvió a señalarlos y recriminarlos

Ahora, todos se preguntan qué hará Joe Biden, pues de supuestos patrocinadores del terrorismo hoy el régimen en la isla pasó a convertirse en 'mensajero' de los terroristas que ahora dicen desconocer qué está planeando su organización terrorista en Colombia.

Contenidos web relacionados